El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente. Los grandes hombres son casi siempre malas personas.

Lord Acton | (1834-1902). John Emerich Edward Dalberg-Acton, primer Barón Acton. Historiador, político y escritor inglés.

Comparte en las redes sociales