Es un hecho bien conocido que las personas que más deseos tienen de gobernar a la gente son, ipso facto, las menos adecuadas para ello.

Douglas Adams | (1952-2001). Escritor y guionista radiofónico inglés.

Comparte en las redes sociales