El progreso técnico responde al terco y estúpido deseo de no adquirir nunca baraturas, de no quedar de espaldas al proceso de producción desatado sin importar cuál sea el sentido de lo producido.

Theodor W. Adorno | (1903-1969). Filósofo alemán.

Comparte en las redes sociales