Aunque se modifiquen las características de los productos (temperatura, textura, forma, etc.), el objetivo es preservar siempre la pureza de su sabor original, salvo en los procesos en los que haya una cocción larga o se busquen los matices resultantes de reacciones como la de Maillard.

Ferrán Adriá | (1962). Cocinero español. Considerado uno de los mejores del mundo.

Comparte en las redes sociales