No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.

Mariano Aguiló y Fuster | (1825-1897). Bibliófilo español.

Comparte en las redes sociales