Dios no manda cosas imposibles, sino que, al mandar lo que manda, te invita a hacer lo que puedas y pedir lo que no puedas y te ayuda para que puedas.

San Agustín de Hipona | (354-430). Santo de la Iglesia latina.

Comparte en las redes sociales