Por dos causas pecamos: o por no ver aún lo que debemos hacer, o por no hacer lo que ya vemos no se debe hacer; lo primero es mal de ignorancia; lo segundo, de flaqueza.

San Agustín de Hipona | (354-430). Santo de la Iglesia latina.

Comparte en las redes sociales