Si andas enredado en pleitos, no es posible que tengas un corazón sosegado ni tranquilidad de ánimo; tus pensamientos serán tu verdugo interior.

San Agustín de Hipona | (354-430). Santo de la Iglesia latina.

Comparte en las redes sociales