Los amores vulgares necesitan el miedo para alimentarse, para no decaer.

Pedro Antonio de Alarcón | (1833-1891). Escritor y novelista español.

Comparte en las redes sociales