Procuro no tener demasiada pasión. La pasión es dejarse ir, transformarse en un sujeto pasivo.

Emilio Alarcos Llorach | (1922-1998). Filólogo y catedrático español.

Comparte en las redes sociales