Cuando éramos niñas creíamos en las hadas. ¿Lo recuerdas, Meg? Pensábamos que podía aparecérsenos una en el momento menos pensado. Por eso estábamos preparadas para pedirle tres deseos, en el caso de que se nos apareciese. Las que yo deseaba pedir las he conseguido: dinero, fama y afectos.
Josephine March

Louise May Alcott | (1832-1888). Afamada escritora estadounidense tras la obra Mujercitas de 1868.

Comparte en las redes sociales