No somos nosotros los que escogemos nuestras aptitudes y talentos; nacemos con ellos, y no conviene paralizarlos porque no nos gusten.

Louise May Alcott | (1832-1888). Afamada escritora estadounidense tras la obra Mujercitas de 1868.

Comparte en las redes sociales