Morir, morir. Qué cómodo. Cuesta más vivir, luchar cada día. Morir por las mujeres es dejarlas viudas. ¡Y desprestigiar a los médicos!

Louise May Alcott | (1832-1888). Afamada escritora estadounidense tras la obra Mujercitas de 1868.

Comparte en las redes sociales