Ni siquiera la prueba de lo absurdo de sus sospechas podrá consolar al celoso, porque los celos son la enfermedad de la imaginación.

Vicente Aleixandre | (1898-1984). Famoso poeta español de la Generación del 27.

Comparte en las redes sociales