No tengo una sola parte de mi cuerpo, por lo menos enfrente, que no tenga cicatrices; no hay arma, que se use de cerca, o que se lance desde lejos, de la cual no lleve la marca. Más aún, he sido herido por la espada, mano a mano; con flechas, he sido herido desde una catapulta y muchas veces he sido golpeado con piedras y garrotes.

(Revista ¡Despertad! 8 de Mayo de 1972.)

Alejandro III el Magno | (356-323 a. C.). Rey macedonio, conquistador e impulsor de la hegemonía helenística.

Comparte en las redes sociales