Conócete a ti mismo

Aparecía en la entrada del Oráculo de Delfos (Grecia antigua). Falsamente atribuida a Sócrates.

Comparte esta publicación